In the morning I

Con lo agitada de la vida el tiempo es de las cosas mas valiosas, levantarse apurado para ir a trabajar, tan apurado que no nos damos tiempo de desayunar, pero el fin de semana es diferente, si hay tiempo y bastante, tanto como para malcriarse con todo un bufet de un hotel 5 estrellas.

Fin de semana largo y no despertaba frente al mar si no en Guayaquil, para compensar esta situación decidí comenzar el dia comiendo rico, y no en cualquier lugar sino en el Hotel Hilton Colón. Un bufet  bien provisto con lo típico: frutas, cereales, yogurt, panes jamones y quesos además de humitas, arroz, carne asada y cebiches (típicos del desayuno ecuatoriano) y lo esperado en un 5 estrellas esos detalles especiales de hotel salmón ahumado, alcaparras, quesos ahumados, jamón serrano. Todo eso en el bufet frio, en el caliente salchichas, huevos, tocino, empanadas y los infaltables omelettes preparados con los ingredientes favoritos.

Ya con un plato en la mano comencé por los huevos con jamón, que dicho sea de paso es elaborado de manera artesanal en el mismo hotel, bastante buenos. Así mismo ataque los panes algo quebradizos si, los quesos bastante buenos, aunque nacionales, el jamón serrano bueno, y el salmón ahumado, todo esto acompañado de jugo de naranja y de té negro aunque no del mejor. La nota alta la puso el increíble waffle de nuez con miel de maple (sucedánea) el cual acompañe con frutillas frescas y compota de durazno. Mención honrosa al cinnamon roll que estuvo realmente bueno.

En general el bufet bien, si creo la relación precio calidad no es la mejor, u$s 25.- por persona para desayunar creo es demasiado.

Por Felipe Javier Rojas Espinoza

Anuncios